10 mar. 2015

PROMOCIÓN 2015

Información del 24/6/2015

Faltaba confirmar la hora 
del integrador oral del día
29 de junio de 2015: será a
partir de las 14:30 hs.

-----------------------------------

Información del 23/6/2015

NOTAS RECUPERATORIO
DEL 2° PARCIAL


ORTIZ, Valeria 8
NOGUEIRA, Gimena 7,5
LUNA, Nahuel 7
AGUIRRE, Aurelia 7
NASI, Maria Paz  7
Casal, Constanza 7
ESCALANTE, Juliana 6,5
RODRIGUEZ, Ignacio 6,5
ARUZ, Victoria 6,5
SIFRE, Florencia 6
Pozo, María Florencia 6
Sevillano, Evelyn 6
PRIETO, Gisela 5,5
GIMENEZ, Trinidad 5,5
GROSSE, Carlos 5,5
Espinel, Anabella 5,5
MACHARELLI, Ana 5
ALLENDE, Daniela 5
Beneitez, Facundo 5
Bobiesi, Verónica 5
CAÑADA, Emanuel 4,5
PIERMATTEI, Jesica 4
Salvador, María Aidé 4
González, Adrián 3,5

Aprobados con 5 o más, 
próximo paso: integrador
oral, el 29/6,  toda la materia,
a programa abierto.

------------------------------------

Información del 16/6/2015
El recuperatorio  del 2° 
parcial será el  lunes 22 de
junio,  a las 14:30 hs.

---------------------------------------

Información del 15/6/2015
El 17/6/2015 había anunciado
el uso de la plataforma
de EaD, de 18 a 20 hs.:
a- para hacer la devolución
de mi segmento del parcial;
b- para responder las consultas
de quienes deban rendir el 
recuperatorio el 22/6/2015.

Pero por motivos de agenda,
haremos ese chat, a los 
mismos fines, el jueves 18
de junio de 18 a 20 hs..

Les pido disculpas por el 
cambio y que, por favor, 
lo difundan entre todos 
sus compañeros.

Prof. Sosa

---------------------------------

Notas del 2° parcial



CASTRO, Agustina 9,5
TARQUINI VISTAROP ERICA 9
INAL CARLOS 8
MIGUEL NATALIA ANALÍA 7
CORDERO, Emilia 7
ERDOZIA MARIA PAULA 7
Vigliaco, Luis Ignacio 7
SERENO, Mauricio 6,5
ABALOS SOFÍA 6,5
CASTAÑO ZWEIFEL MARINA 6,5
Mancinelli, Carla 6
DE ELORRIAGA, Agustina 6
FORMIGLIA, Gimena 6
MURIAS FLAVIA 6
VICENTE, Eduardo 6
Sol, Daiana Yael 6
DIAZ, Ruben 6
ALVAREZ CUELLAR YASMIN 6
LEONE ESCUREDO DAMIAN 6
RASO, Gisela 5,5
Orelia Ros, Alan 5,5
Lenart, Ángel Daniel 5,5
ZAPATA, Florencia 5,5
QUINTERO, Tamara 5,5
Gutiérrez Piñero, Karen 5,5
DRUILLE, Mercedes 5,5
VICENTE AYMAR, Cynthia 5,5
Miranda, Cintia 5
CIAFFONI, Lara 5
FERNANDEZ, Florencia 5
Esteban, Daniela 5
López, Nelly Eugenia 5
Barneix, Ivana 5
BUSTAMANTE NOELIA 5
FALCONE, Guillermina 5
MOYANO JONATHAN EZEQUIEL 5
Nogueira, Gimena 4,5
NASI RIPA MARIA PAZ 4,5
ESCALANTE, Juliana 4,5
PRIETO, Gisela 4,5
AGUIRRE AURELIA 4,5
CASAL CONSTANZA 4
ESPINEL ANABELLA 4
Luna, Nahuel Ezequiel 4
ALLENDE DANIELA 4
POZO MARIA FLORENCIA 4
Sevillano, Evelyn 4
Grosse, Carlos 4
Sifre, Florencia 4
Macharelli, Ana Belén 3,5
BENEITEZ FACUNDO 3,5
Arúz, Victoria 3
BOBBIESI, Verónica 3
CAÑADA EMANUEL 3
RODRIGUEZ IGNACIO 3
PIERMATTEI, Jesica 2,5
González, Adrián 1
Salvador, María Aidé 1

Hasta 5 incluido, aprobados;
próximo paso: integrador oral
el 29/6 (toda la materia,
a programa abierto, oral)

Con menos de 5, recuperatorio
el 22/6

--------------------------------------

Información del 14/6/2015
El lunes 15 la prof. Berardi
y el martes 16 la prof. Comas,
harán en sus clases la
devolución de los
segmentos del 2° parcial 
relativos a los temas de sus
clases.
El miércoles 17 haré lo 
propio, vía chat,  entre
las 18 y 20 hs., tal como
lo había ya anunciado.

NOTAS AÚN EN ANÁLISIS

------------------------------------

Información del 10/6/2015
El parcial es hoy, en el horario
de mi clase: a las 14:30 hs

-----------------------------------------

Información del 1/6/2015
El 10/6/2015 es el segundo parcial.
El 17/6/2015 usaré la plataforma
de EaD, de 18 a 20 hs.:
a- para hacer la devolución
de mi segmento del parcial;
b- para responder las consultas
de quienes deban rendir el 
recuperatorio el 22/6/2015.
Por favor, difúndanlo
entre todos sus compañeros.

-----------------------------------------

Información del 10/5/2015

NOTAS DEL RECUPERATORIO
DEL 1ER. PARCIAL.
Aprobación con 5 o más
puntos.


Cañada 6
FALCONE 6
Grosse 6
LUNA 6
MACHARELLI 6
Álvarez Cuellar 5
Beneitez 5
BOBBIESI 5
PIERMATTEI 5
SALVADOR 5
Caron Terron 4,5
Churrarín 4,5
GAMERO 4,5
Lorda 4,5
VALDIVIESO 4,5
GARCIA 4
GOMEZ 4
Martinez 4
Montenegro 4
Dimitri 3,5
Linaza Urruti 3,5
Araujo 3
BENGOECHEA 2,5
Balsa 2
ROLDAN 1,5
FERNANDEZ 1


-------------------------------------------


Información del 1/5/2015

Según la evolución de
la cursada y de los temas
que se han ido abordando, 
he efectuado algunos ajustes
en los días y horas de mis 
clases durante mayo.

El siguiente es el cronograma
nuevo con esos ajustes:

6/5: de 16 a 19 hs.
(luego del recup. 1er parcial);

13/5: de 14 a 17 hs. 
(con asistencia del Prof. Díaz);

20/5: de 16 a 19 hs. 
(luego del examen libre);

27/5: de 14 a 19 hs.
(clase normal).

Abordando las siguientes
unidades:
6/5: XXIV y XXV
13/5: XXIX.2
20/5: XXIX 3 y 4
27/5: XXXII y XI.2

Por favor, difúndanlo
entre todos sus compañeros.
Gracias y disculpen las 
molestias que esos ajustes
pudieran ocasionar.

Prof. Sosa.
----------------------------------




El recuperatorio del
1er. parcial tendrá 
lugar el 6/5/2015, 
de 14 a 16 hs.

De las 16 hs. en 
adelante, HABRÁ
CLASE para todos:
unidades XXIV y 
XXV.

------------------------------------


Notas del 1er. parcial.
Debido a la complejidad del 
examen, la cátedra aprecia 
que un 5 (y no un 7) es nota
suficiente  para aprobar 
en esta ocasión.
Menos de 5: recuperatorio.


Tarquini Vistarop, Erica 9,5
Sol, Daiana Yael 9
Castro Vicent, Agustina 7
Sereno, Mauricio 7
Moyano, Jonathan Ezequiel 7
Escalante, Juliana 7
Aguirre, Aurelia 6,5
Leone Escuredo, Damián 6,5
Ortiz, Valeria 6
Druille, Mercedes 6
Esteban, Daniela 6
Barneix, Ivana 5,5
Gimenez, Trinidad Elisabet 5,5
Orelia Ros, Alan 5,5
Espinel, Anabella 5,5
Sifre, Florencia 5,5
Prieto, Gisela 5
Casal, Constanza 5
González, Adrián 5
Poro, María Florencia 5
Miranda, Cintia 5
Fernández, María Florencia 5
Zapata, Florencia 5
Deluca, Jorgelina 4,5
Álvarez Cuellar, Yasmín 4,5
Salvador, María Aidé 4,5
Bobbiesi, Verónica Yésica 4,5
Macharelli, Ana Belén 4,5
Falcone, Guillermina 4
Montenegro, Analía 4
Luna, Nahuel Ezequiel 3,5
Linaza Urruti, Yamila Anahí 3
Araujo, Diego 2,5
García, Luciana 2
Dimitri, Betelú 2
Caron Terrón, Cecilia Noemí 2
Gómez Gambarotta, María Ceciia 1,5
Barreix, Matilde Rosa 1,5
Jofré, Ester Beatríz 1
Churrarín, Mario Luciano David 1
Piermatei, Jésica 1
Nicolini, Silvio Omar 1


MIGUEL, Natalia 9,5
CASTAÑO, Marina 9
INAL, Carlos 8,5
CORDERO, Emilia 8
CIAFFONI, Lara 8
VICENTE, Eduardo 7,5
DE ELORRIAGA Agustina 7,5
FORMIGLIA, Gimena 7,5
VIGLIANCO, Luis 7,5
NOGUEIRA, Gimena 7,5
MANCINELLI, Carla 7
MARTÍN, César 6,5
VICENTE, CYNTHIA 6,5
DIAZ, Rubén 6,5
MURIAS, Flavia 6,5
SEVILLANO, Evelyn 6
ERDOZIA, Paula 6
NASI, María 6
ARUZ, Victoria 6
BUSTAMANTE, Noelia 5,5
LENART, Angel 5,5
RODRIGUEZ, Ignacio 5,5
ALLENDE, Daniela 5,5
ROJO, Georgina 5,5
LOPEZ, Nelly 5,5
RASO, Gisella 5
GUTIERREZ, Karen 5
ABALOS, Sofía 5
QUINTERO, Tamara 5
BENEITEZ, Facundo  4,5
MARTINEZ, Eduardo 4
GROSSE, Carlos 4
BENGOECHEA, Mauricio 4
CAÑADA, Emanuel 3,5
CALDERON, Elba 3
VALDIVIESO, Sabrina 3
GAMERO, Lara 2,5
BALSA, Valeria 2,5
LORDA, Santiago 2,5
FERNANDEZ, Andrea 2
ROLDAN, Rodolfo 2
REKOFSKY, Gabriel 1,5





-------------------------------------------
¡ATENCIÓN!
  Las UNIDADES XXVII, XXVIII 
y XIX.1 serán enseñadas a través
 de un mini-curso de Educación
 a Distancia, entre el 22/4 y el 6/5
 de 2015; no obstante,  el curso
 estará abierto desde el 13/4 hasta
 el 10/5.
    Hay que hacer el siguiente
 recorrido:
a- http://www.eco.unlpam.edu.ar/
b- click en "Campus virtual";
c- elegir el curso "Derecho Procesal 
II - recursos ordinarios en el 
CPCC La Pampa".
  La clave de acceso para 
estudiantes es procesal2015.

Esa clave ha sido ratificada hoy,
16/4/2015. Cualquier inconveniente
con ella, contactar con el Prof. 
Sebastián País Rojo, supervisor
del sistema de Educación a 
Distancia, cuyo mail es 
sebapaisrojo@yahoo.com.ar

-------------------------------------------------------------




CRONOGRAMA DE ACTIVIDADES, POR FECHA

Letras B, C, S= inicial apellido del profesor
Número arábigo= día del mes
Número romano= unidad(es)





MARZO
B9 XII
C10 VII
S11 VI, XI(1,3,4)
B16 XIII
C17 VIII
S18 III, IV, V
B23 FERIADO
C24 FERIADO
S25 SIN CLASE
B30 XIV
C31 IX





ABRIL
S1 SIN CLASE
B6 XV
C7 X
S8 I, II, XVI
B13 XVII
C14 XVIII
S15 SIN CLASE
B20 XXIII
C21
PARCIAL 1° 
S22
XXIV, XXV 
XXVII, XXVIII, XXIX.1
EaD (comienza)
B27 XXVI
C 28 XiX
S29 EaD (continúa)







MAYO
B4 XXX
C5 XX
S6

REC. PARCIAL 1° +
EaD (finaliza)
B11 XXXI
C12 XXI
S13 XXIX (2,3,4)
B18 XXXV
C19 XXII
S20 SIN CLASE
B25 FERIADO
C26 XXXVI (1,2,3)
S27 XXXII, XI.2





JUNIO
B1XXXVI.4
C2XXXIII
S3XXXIV, XXXVIII
B8XXXVII
C9REPASO/CONSULTA
S10PARCIAL 2°
B15CONSULTA
C16CONSULTA
S17SIN CLASE
B22REC. PARCIAL 2°
C23SIN CLASE
S 24SIN CLASE
TODOS 29INTEGRADOR ORAL
C30SIN CLASE











JULIO
TODOS 7
REC. INTEGRADOR ORAL



---------------------------------------

FECHAS Y UNIDADES EN CADA EXAMEN

21/4  PARCIAL 1°-  UNIDADES I a XVII, menos XI.2
6/5 RECUPERATORIO PARCIAL 1°

10/6 PARCIAL 2° - UNIDADES XVIII a XXXVIII, más XI.2
22/6 RECUPERATORIO PARCIAL 2°

29/6 INTEGRADOR ORAL - TODAS LAS UNIDADES
7/7 RECUPERATORIO INTEGRADOR ORAL







---------------------------------------
CÓMO SE ASIGNA LA NOTA
EN LOS PARCIALES

RESOLUCIÓN 185/11
Consejo Directivo
ANEXO I

Evaluación promedio         Equivalente en notas
 en porcentaje                     
De 70 a 73                            4 (cuatro)
De 74 a 77                            5 (cinco)
De 78 a 82                            6 (seis)
De 83 a 87                            7 (siete)
De 88 a 92                            8 (ocho)
De 93 a 97                            9 (nueve)
De 98 a 100                         10 (diez)

9 ene. 2015

UNIDAD XXVIII.1 Trámite básico del recurso de apelación

Para acceder a un video con el desarrollo del tema, hacer click en el enlace que sigue:

http://youtu.be/ao0j1CgD0nk

7 ene. 2015

UNIDAD X.3

Voces: PROCEDIMIENTO CIVIL ~ NOTIFICACION ~ DOMICILIO ~ PROVINCIA DE LA PAMPA ~ DOMICILIO REAL ~ DOMICILIO CONSTITUIDO
Título: Notificaciones al domicilio en el proceso civil de La Pampa
Autores: Comas, Paula - Sosa, Toribio Enrique
Publicado en: LLPatagonia 2014 (diciembre), 16/12/2014, 597
Cita Online: AR/DOC/4459/2014
Sumario: 1. Domicilio procesal.- 2. Domicilio real.- 3. Entre el domicilio procesal y el domicilio real.- 4. Notificación en el domicilio constituido.- 5. Notificación en el domicilio denunciado.- 6. Cuadros sinópticos

1. Domicilio procesal
1.1. Concepto
Aunque no es el domicilio legal del art. 90 del Código Civil o del art. 74 del Código Civil y Comercial (ley 26.994), pues se trata de un domicilio regulado por normas de procedimiento con efectos limitados a las notificaciones del proceso judicial, la ley presume que en ese lugar se ha de encontrar efectivamente a la persona a quien se va a notificar o a alguien que haga las veces de ella.
Se lo denomina también domicilio ad litem o constituido.
El Código Procesal Civil y Comercial de La Pampa (en adelante, CPCCLP) alude a él como "domicilio especial" en los arts. 44 a 46, aunque esa denominación según el Código Civil (art. 101) y el Código Civil y Comercial (art. 75) es asignable al domicilio elegido por las partes de un contrato para el ejercicio de los derechos y obligaciones que de él emanan (1); es más, en otros preceptos el CPCCLP se refiere a él como "domicilio constituido" (arts. 57, 241, 263, 389 y 477) y también lo hace así el art. 49 del "Reglamento de Mandamientos y Notificaciones" Ac. 1866/2003 del Superior Tribunal de La Pampa (en adelante STLP).
Tiene por objeto dar seguridad y facilitar las notificaciones por cédula, porque reduce las distancias —ver infra acerca del lugar donde debe estar ubicado- y simplifica la diligencia (nunca hay que dejar aviso previo y no queda supeditada a la conducta que pudiera observar la persona con quien se entienda la notificación al punto que si nadie atiende o si alguien atiende pero se rehusa a recibir la cédula, ésta puede ser fijada en la puerta de acceso) (2).
Toda persona que intervenga en un proceso judicial debe constituir un domicilio a fin de recibir allí las notificaciones por cédula que le sean cursadas. No sólo las partes en procesos contenciosos tienen que hacerlo, también los peticionarios en procesos de jurisdicción voluntaria, los terceros e incluso los auxiliares de la justicia como peritos y martilleros (3).
1.2. Constitución.
La constitución de domicilio se debe llevar a cabo:
a- Tiempo.
En la primera actividad que se despliegue en el proceso (v.gr. presentación de escrito, asistencia a audiencia; art. 44 párrafo 2° CPCCLP). Para el demandante, normalmente la primera actividad será la demanda; para el demandado, normalmente la primera actividad será la comparecencia a estar a derecho una vez notificado del traslado de la demanda -más allá de la actitud procesal que adopte (contestar la demanda, allanarse, etc.) (4)-; para un tercero de intervención voluntaria, la primera actividad será su pedido de ingreso al proceso ajeno; para un tercero de intervención forzosa, la primera actividad será la comparecencia a estar a derecho una vez notificado de la citación; para un auxiliar de justicia (perito, martillero), su primera actuación será la aceptación del cargo.
Desde luego, quien no hubiera constituido domicilio procesal en esas ocasiones podrá hacerlo más tarde, pero mientras tanto se habrá de considerar que no ha constituido domicilio procesal.
Podría preguntarse si el domicilio constituido en y para la mediación, en caso de fracasar ésta, importa constitución de domicilio en y para el juicio posterior. Tal parece que no, porque el domicilio constituido en y para la mediación es útil sólo para ese procedimiento según el art. 58 de la ley 2699 (5). En el proceso judicial debe constituirse domicilio nuevamente, lo que, obviamente, no obsta a que se elija el mismo lugar que fuera utilizado como domicilio constituido en la fracasada previa mediación.
b- Lugar
En un edificio sito en el radio urbano o dentro del perímetro de la ciudad donde tenga su asiento o sede el juzgado o tribunal que entiende en el proceso (art. 44 párrafo 1° CPCCLP).
c- Modo
De manera clara, precisa y exacta, indicando calle, número, piso, departamento, casillero, etc., en general, todas las circunstancias que permitan su perfecta individualización.
1.3. Consecuencias en materia de notificaciones.
Las consecuencias de la constitución de domicilio procesal en materia de notificaciones son:
a- si no se constituye domicilio procesal, según el art. 45 párrafo 1° CPCCLP la consecuencia es que "quedará automáticamente constituido el domicilio especial en los estrados del Juzgado, Cámara de Apelaciones o Superior Tribunal" y allí "se practicarán las notificaciones de los actos procesales que correspondan."
Que el domicilio procesal quede "automáticamente" constituido en los estrados judiciales, no quiere decir que las resoluciones judiciales notificables por cédula queden notificadas "automáticamente" según el art. 125 CPCCLP. Una cosa es que, en defecto de constitución expresa por el litigante, ipso facto la ley lo tenga por constituido en los estrados judiciales, y otra cosa diferente es que, en defecto de constitución expresa por el litigante, las sucesivas resoluciones judiciales se notifiquen en el tiempo y forma previstos en el art. 125 CPCCLP. Es más, la especificación de los diversos estrados posibles (del juzgado, de la cámara, del superior tribunal) da a entender que se ha querido que allí sean dirigidas las cédulas. De todas formas, la voz "automáticamente" para la constitución ipso facto del domicilio en defecto de constitución expresa, ha sido interpretada por algunos órganos judiciales en el sentido que la ley ha querido implementar la notificación ministerio legis (6).
b- si es inexistente o no localizable el lugar en que ha sido constituido, o si existe y es localizable pero está deshabitado, la diligencia de notificación no se realizará y el oficial notificador informará, para que el juez o tribunal a continuación disponga que se notifiquen las resoluciones en los estrados judiciales según lo edictado en el art. 45 párrafo 1° CPCCLP (art. 46 párrafo 2° CPCCLP; art. 50 Ac.1866 STLP);
c- si el domicilio procesal ha sido correctamente constituido (el lugar existe, es localizable y está habitado), por principio no será válida la notificación por cédula impulsada por la contraparte que no sea dirigida y realizada precisamente allí (arts. 133, 140 y 161 párrafo 2° CPCCLP);
d- si en la constitución se incurre en error pero en definitiva el lugar sí existe, sí es localizable y sí está habitado, según el art. 133 CPCCLP y el art. 49 del Ac. 1866 STLP el constituyente podría verse expuesto a notificaciones válidas que no le habrán de llegar efectivamente (7).
1.4. ¿Carga o deber?
Hemos dicho que el domicilio debe ser constituido, pero ¿es una carga o un deber?
En la medida que no se lo constituya o se lo constituya en lugar inexistente, no localizable o deshabitado, parece ser un deber, porque la consecuencia tiene rasgos sancionatorios: se "castiga" al litigante con el redireccionamiento de las cédulas: en lugar de ir a un sitio escogido por el litigante, van a ir a un sitio escogido por la ley —los estrados del juzgado-, lo que acarreará casi la imposibilidad de que el litigante se entere en tiempo útil de las notificaciones que la ley le tendrá por recibidas así.
Sin embargo, si se lo constituye erróneamente pero el lugar existe, es localizable y está habitado, parece ser una carga, porque la consecuencia es someter al litigante a la desventaja procesal de acaso no recibir efectivamente las cédulas que allí sean enviadas.
Constituir adecuadamente domicilio procesal podría ser entonces una situación jurídica subjetiva intermedia entre carga procesal y deber procesal, una "sujeción procesal" en terminología de Peyrano (8).
1.5. Mantenimiento.
1.5.1. Indicación en cada escrito que se presente.
No basta solamente con constituir domicilio procesal ab initio, sino que el domicilio procesal ya constituido debe ser indicado en el encabezamiento de todos y cada uno de los escritos que en lo sucesivo sean presentados, o, al menos, en todos y cada uno de los sucesivos escritos debe remitirse con precisión a la foja en que el domicilio procesal hubiera sido constituido inicialmente (art. 110 CPCCLP; art. 5 Ac. 528/70 texto según Ac. 1441/96 STLP).
Ciertamente la no indicación del domicilio procesal actual en cada nuevo escrito que se presenta obliga a rastrearlo "punteando" trabajosamente el expediente, lo que causa pérdida de tiempo e induce al error (9).
1.5.2. Actualizar e informar la actualización.
La sujeción procesal no es sólo constituir un domicilio procesal, sino que conlleva otras dos sujeciones derivadas:
a- mantenerlo actualizado, es decir, constituir un nuevo domicilio procesal, si el ya constituido desapareciera, dejara de existir, quedara deshabilitado o si se alterase o suprimiese su identificación, o si simplemente en forma voluntaria se hubiera decidido cambiarlo;
b- informar de la actualización al juzgado y a la contraparte.
Si el litigante no actualizara y no informara la actualización del domicilio constituido, se tendrá por subsistente el domicilio procesal previamente constituido, hasta la terminación del juicio (10), de modo tal que:
a- si la notificación pudiera realizarse allí (ej. simple mudanza del justiciable, pero el lugar sigue existiendo, está habitado, tiene la misma identificación), allí podría válidamente realizarse con el riesgo de que nunca se entere - o no se entere a tiempo para producir acto procesal útil- el destinatario de la resolución anoticiada por la cédula allí cursada;
b- si la notificación no pudiera realizarse allí (ej. por desaparición del lugar o por alteración de su identificación, etc.), la situación ha de quedar asimilada a la lisa y llana falta de constitución: informado el juez o tribunal por el oficial notificador acerca de dichas circunstancias objetivamente impedientes de la notificación, el juez o tribunal dispondrá que la resolución cuya notificación se ha frustrado, así como las sucesivas que se emitan y que debieran notificarse por cédula en el domicilio constituido, se notifiquen así pero en los estrados del juzgado.
2. Domicilio real
2.1. Concepto.
Según el art. 89 del Código Civil el domicilio real de las personas es el lugar donde tienen establecido el asiento principal de su residencia y de sus negocios; según el art. 73 de la ley 26.994 (nuevo Código Civil y Comercial), "La persona humana tiene domicilio real en el lugar de su residencia habitual. (...)"(11).
2.2. Autodenuncia.
2.2.1. Tiempo, modo y lugar
Cada litigante o peticionante debe denunciar su propio domicilio real en el mismo tiempo y del mismo modo en que debe constituir su domicilio procesal (art. 44 CPCCLP). Son, pues, aplicables aquí las consideraciones vertidas supra para la constitución de domicilio, mas no así en cuanto al lugar porque es obvio que nadie está a obligado a vivir en el radio urbano o dentro del perímetro de la ciudad donde tenga su asiento o sede el juzgado o tribunal donde nada más tiene que litigar, ni lo está tampoco a faltar a la verdad indicando que vive en ese radio o perímetro si vive en cualquier otro lugar del planeta.
De modo que:
a- Al iniciar la actividad procesal, en las mismas oportunidades en que debe constituirse el domicilio procesal, cada parte debe denunciar su propio domicilio real.
b- La denuncia del propio domicilio real debe efectuarse con claridad, precisión y exactitud.
2.2.2. Consecuencias en materia de notificaciones.
Las consecuencias de la denuncia del propio domicilio real en materia de notificaciones son:
a- si no se denuncia el propio domicilio real, la consecuencia es que las notificaciones que allí debieran ser realizadas por cédula se van a efectivizar por cédula pero en el domicilio constituido o, en defecto también de éste, en los estrados judiciales: de ese modo lo dispone el art. 45 párrafo 2° CPCCLP.
b- si es inexistente (art. 50 Ac. 1866 STLP) o no localizable el lugar en que ha sido denunciado, o si existe y es localizable pero está deshabitado (ergo, nadie atiende), no se llevará a cabo el diligenciamiento (arts. 47 1ª parte y 50 Ac. 1866 STLP) y el oficial notificador lo informará al juez o tribunal, para que éste disponga que se notifiquen por cédula en el domicilio constituido las resoluciones que debieran notificarse por cédula en el domicilio real, o, en defecto también de domicilio constituido, que se notifiquen así pero en los estrados judiciales (art. 46 párrafo 2° CPCCLP);
c- si el domicilio real ha sido correctamente denunciado (el lugar existe, es localizable y está habitado), por principio no será válida la notificación por cédula impulsada por la contraparte que, debiendo ser dirigida allí, no sea realizada precisamente allí (arts. 140 y 161 párrafo 2° CPCCLP); pero ¡atención!, hay que distinguir:
c ') si atiende el destinatario, se hace la diligencia según lo dispone el art. 132 CPCCLP;
c'') si atiende otra persona y dice que el destinatario sí vive allí, se ha de efectuar la diligencia según lo manda el art. 133 CPCCLP (art. 47 parte 1ª Ac. 1866 STLP);
c´´´') si atiende otra persona y dice que el destinatario no vive allí, ha de fracasar ese intento de notificación y recién se podrá hacer en ese mismo lugar la notificación pero bajo la responsabilidad de la parte interesada en realizar la notificación y con autorización judicial (arts. 47 parte 1ª y 48 Ac. 1866 STLP (12)).
d- si en la denuncia se incurre en error pero en definitiva el lugar sí existe, sí es localizable y sí está habitado, habrá que el denunciante podría verse expuesto al riesgo de notificaciones en principio válidas que no le habrán de llegar efectivamente (13).
2.2.3. ¿Es deber o carga procesal?
Teniendo en cuenta las consecuencias en 2.2.2., son aplicables mutatis mutandis las consideraciones de 1.4: denunciar el propio domicilio real es una "sujeción procesal".
2.3. Automantenimiento.
Sin embargo, la sujeción procesal no es sólo denunciar el propio domicilio real, sino que conlleva otras dos sujeciones derivadas:
a- mantenerlo actualizado, es decir, denunciar un nuevo domicilio real, si el ya denunciado desapareciera, dejara de existir, quedara deshabilitado o si se alterase o suprimiese su identificación, o si simplemente en forma voluntaria se hubiera decidido cambiarlo;
b- informar de la actualización al juzgado y a la contraparte.
Si el litigante no actualiza e informa la actualización de su propio domicilio real, se tendrá por subsistente el domicilio real previamente denunciado, hasta la terminación del juicio (14), de modo tal que:
a- si la notificación pudiera realizarse allí (ej. simple mudanza del justiciable, pero el lugar sigue existiendo, está habitado, tiene la misma identificación), allí podría válidamente realizarse con el riesgo de que nunca se entere - o no se entere a tiempo para producir acto procesal útil- el destinatario de la resolución anoticiada por la cédula allí cursada (15);
b- si la notificación no pudiera realizarse allí (ej. por desaparición del lugar o por alteración de su identificación, etc.), la situación ha de quedar asimilada a la lisa y llana falta de denuncia: informado el juez por el oficial notificador acerca de dichas circunstancias objetivamente impedientes de la notificación, el juez dispondrá que la resolución cuya notificación se ha frustrado, así como las sucesivas que se emitan y que debieran notificarse por cédula en el domicilio real, se notifiquen en vez por cédula en el domicilio constituido y, en defecto también de éste, en los estrados judiciales.
2.4. Heterodenuncia.
El demandado o el tercero citado deben cumplir con la autodenuncia de su domicilio real —y también, desde luego, con su automantenimiento-, bajo las consecuencias indicadas en 2.2.2. y 2.3. si no lo hacen o si lo hacen defectuosamente.
Pero antes de que nazca para el demandado o para el tercero citado la sujeción procesal de denunciar el propio domicilio real, es al demandante o al citante del tercero a quienes les corresponde denunciar el domicilio real del demandado o del citado, lugar donde se llevará a cabo el anoticiamiento del traslado de demanda o citación (arts. 313.2, 321, 85, 97 y 497 CPCCLP) (16)(17).
Lo importante es discernir que, cuando nace para el demandado o el citado la sujeción procesal de denunciar el propio domicilio real (a partir de la debida notificación del traslado de demanda o de la citación), es entonces cuando cesa la operatividad del domicilio real denunciado por el demandante o el citante.
Lo cierto es que el domicilio real heterodenunciado (el denunciado por el demandante o citante como correspondiente al demandado o citado) es definitorio de la validez de lo que se haga en el proceso a continuación, ya que de su correcto uso depende la chance de defensa en juicio del demandado o del citado, quienes, hasta el momento de recibir allí la primera notificación emanada del proceso, ignoran su existencia y no han tenido chance de intervenir en él.
En suma, debida e inicialmente notificados el demandado o el tercero en el domicilio real denunciado por el demandante o por el citante, cesa la operatividad del domicilio real denunciado por el demandante o por el citante y nace la sujeción procesal para el demandado y para el citado de autodenunciar —y automantener- su propio domicilio real, bajo las consecuencias indicadas en 2.2.2. y 2.3.
3. Entre el domicilio procesal y el domicilio real
Dispone la parte final del art.44 CPCCLP que han de diligenciarse en el domicilio procesal "todas las notificaciones a domicilio que no deban serlo en el real", lo que significa que, salvo los casos de excepción en que cabe la notificación en este último, la regla es que las notificaciones a domicilio deben practicarse en el constituido.
La distinción no es irrelevante puesto que, cuando corresponde la notificación por cédula en el domicilio constituido, sólo en esa forma y bajo la debida regularidad del acto puede tenerse por cumplida aquélla, razón por la cual si la cédula es diligenciada en un domicilio distinto al que se había constituido en la causa y si no se advierte, fehacientemente y sin lugar a dudas, que el interesado haya tomado conocimiento de la resolución de cuya notificación se trata (v.gr. si la cédula fue recibida por la persona a quien iba dirigida la notificación), debe estarse por la invalidez del acto, pues podría verse afectada la garantía de la defensa en juicio. Idem mutatis mutandi cuando corresponde notificar por cédula en el domicilio real (18).
4. Notificación en el domicilio constituido
Tratándose de cédulas libradas a domicilios constituidos, la primera tarea del oficial notificador será la de controlar la debida identificación del domicilio "constituido" (calle, número, piso, departamento, oficina o cualquier otra nominación que haga a su individualización); y, si el control arrojase resultado negativo, deberá devolver la cédula deficiente, poniendo en conocimiento de su jefe —el encargado de la oficina de mandamientos y notificaciones- , quien a su vez tiene la facultad/obligación de devolverla al juzgado, abogado o autorizado que la hubieran presentado (19).
Luego, ya en calle, el oficial notificador deberá localizar el domicilio "constituido", que como ya lo hemos explicado, debe ser fácilmente localizable para honrar los basamentos de su razón de ser.
Si el domicilio no existiera o no fuera localizable o estuviera deshabitado, el oficiar notificador no podrá diligenciar la cédula y deberá devolverla informando esas circunstancias, para abrir cauce al cambio de modalidad notificatoria referido supra en 1.3. y en 1.5.2.
Una vez en el lugar indicado, el oficial notificador procurará su entrega a la persona a quien va a notificar (art. 132 CPCCLP), pero si no la encontrare entonces se entenderá con cualquier persona que manifieste ser de la casa, departamento u oficina, o al encargado del edificio (art. 133 CPCCLP) y, si no responde persona alguna, procederá a fijar (20) la cédula en la puerta de acceso correspondiente a esos lugares (art. 133 CPCCLP) (21).
Tratándose de domicilios constituidos, cuando el instrumento indique piso, departamento o unidad, en esa puerta se deberá fijar el instrumento. En su defecto, si le fuere imposibilitado al oficial notificador el acceso al domicilio indicado en el instrumento, tratándose de edificios, complejos habitacionales o barrios cerrados procederá a fijarlo en la puerta de acceso de estos últimos, de lo que se dejará debida constancia en el acta que al efecto se labre (arg. art. 15 Ac. 1866 STLP (22)).
5. Notificación en el domicilio denunciado
5.1. Generalidades.
Para notificar en el domicilio real hay que tener en cuenta las siguientes distinciones:
a- entre el domicilio real autodenunciado y el domicilio real heterodenunciado (ver supra 2.2. y 2.4.);
b- que el lugar no exista, no sea localizable o no esté habitado; que el lugar exista, sea localizable y esté habitado, y atienda el destinatario; que el lugar exista, sea localizable y esté habitado, y no atienda el destinatario pero quien atienda informe que el requerido vive allí; que el lugar exista, sea localizable y esté habitado, no atienda el destinatario y quien atienda informe que el requerido no vive allí; que el lugar exista, sea localizable y esté habitado, pero nadie atienda.
Para empezar, evidentemente debe haber alguna razón para distinguir entre el domicilio real autodenunciado y el heterodenunciado, y en verdad la hay, ya que no siempre es lo mismo notificar en uno o en otro; así por ejemplo:
a- si es inexistente o no localizable el domicilio real autodenunciado, o si el domicilio real autodenunciado existe y es localizable pero está deshabitado (art. 46 párrafo 2° CPCCLP), la consecuencia es que las notificaciones que allí debieran ser realizadas por cédula se van a terminar efectivizando por cédula pero en el domicilio constituido o, en defecto también de éste, en los estrados judiciales (art. 45 1ª parte CPCCLP); pero si es inexistente, no localizable o está deshabitado el domicilio real heterodenunciado, entonces el demandante o el citante deberá denunciar otro domicilio real o, en caso de no conocer ningún otro, deberá encaminar su actividad hacia una notificación por edictos (arts. 325, 137, 138 y 139 CPCCLP );
b- si el domicilio real autodenunciado existe, es localizable y está habitado, si el destinatario de la notificación no atiende personalmente pero sí atiende otra persona de la casa e informa que el destinatario de la notificación vive allí, la notificación por cédula debe llevarse a cabo con la persona que atendió y, si se rehusa, la cédula debe fijarse en la puerta (art. 133 CPCCLP); en cambio, si se trata del domicilio real heterodenunciado a los fines de las notificaciones previstas en los arts. 321, 85, 97 y 497 CPCCLP, si existe, es localizable y está habitado, si el destinatario de la notificación no atiende personalmente pero sí atiende otra persona de la casa e informa que el destinatario de la notificación vive allí, no se debe hacer la diligencia con la persona que atiende ni menos debe fijarse la cédula en la puerta, sino dejarse aviso de volver al día siguiente, ocasión en la que, si no atiende la persona requerida, entonces sí se debe hacer la diligencia con la persona que atiende o en su defecto debe fijarse la cédula en la puerta (arts. 321 y 133 CPCCLP);
Veámoslo con un poco más de detalle cómo se debe notificar en el domicilio real.
5.2. Identificación y localización del domicilio real.
Siempre la primera tarea del oficial notificador será la de controlar la debida identificación del domicilio "denunciado" (calle, número, piso, departamento, oficina o cualquier otra nominación que haga a su individualización); y, si el control arrojase resultado negativo, deberá devolver la cédula al encargado de la oficina informándole de la deficiencia, quien a su vez tiene la facultad/obligación de devolverla al juzgado, abogado o autorizado que la hubieran presentado.
Para el diligenciamiento de cédulas en un domicilio con carácter de "denunciado" de suyo que la primera tarea de calle del oficial notificador ha de ser la localización del inmueble, para lo cual podrá requerir informes a los vecinos, encargados o personal de seguridad (23), aunque el encargado de la oficina podría encomendarle que requiera informes de manera más amplia a personas de la zona a fin de determinar un domicilio cuya localización presente dificultades (arts. 2 y 4 Ac. 1866 STLP) (24).
Si el domicilio real al que va dirigida la cédula no existe, no es localizable -debido a la supresión o alteración de su numeración- o está deshabitado, el oficial notificador debe devolver la cédula informando esas situaciones, para abrir camino a las consecuencias pertinentes (ver supra 2.2., 2.3., 2.4. y 7.1.).
Una vez localizado el domicilio "denunciado", a fin de poder realizar la diligencia el oficial notificador debe encontrar al destinatario de la cédula; si no lo encuentra y es atendido por otra persona del domicilio indagará si la persona requerida vive o no allí; y si no es atendido o es atendido por otra persona de la casa que informa que el requerido no vive allí, debería realizar otros intentos y averiguaciones en el vecindario (25).
5.3. El oficial notificador encuentra al requerido
Si el oficial notificador encuentra a la persona destinataria de la cédula, lo notificará haciéndole entrega de la misma.
Pero ¿para que ello suceda el requerido debe estar sí o sí en el domicilio denunciado? En cualquier lugar que el oficial notificador encuentre al requerido y éste reciba voluntariamente la cédula, la notificación será válida, aunque ello no suceda en el domicilio denunciado. Por principio así la notificación cumplirá su finalidad (26). Pero ocurre que si el oficial notificador encuentra al requerido en un lugar que no sea el domicilio denunciado y éste no acepta recibir la cédula, aquél ya no podrá continuar la diligencia entregándola a otra persona de la casa o fijándola en su puerta de acceso, sencillamente porque no está "en la casa" denunciada como domicilio. Así que si el requerido se niega a recibir la cédula en un sitio que no sea el domicilio denunciado, no tendrá más remedio el oficial notificador que realizar la diligencia en el domicilio denunciado.
¿Y si estando en el domicilio denunciado el requerido se niega a recibir la cédula? De la lectura aislada del 133 CPCCLP pudiera entenderse que el oficial notificador debe procurar entregar la cédula a otra persona de la casa, departamento, oficina, o al encargado del edificio, para recién entonces poder fijarla en la puerta de acceso de la casa, departamento, oficina o edificio si tampoco logra entregarla debido a la negativa de esas otras personas. Pero ello no es así, si el requerido se niega el oficial notificador debe fijar la cédula en la puerta de acceso de la casa, departamento, oficina o edificio, sin procurar su entrega antes a otra persona del lugar, porque el 133 CPCCLP sólo exige al oficial notificador entregar la cédula a otra persona del lugar si el requerido no está presente, no si está presente y se niega a recibirla.
5.4. El oficial notificador no encuentra al requerido, pero atiende otra persona del lugar (27).
En esta hipótesis hay que distinguir:
a- Se informa que el requerido vive allí.
Si esa otra persona del lugar informa que la persona requerida vive allí, entonces el oficial notificador le hará entrega de la cédula y, si se niega, la fijará en la puerta de acceso de la casa, departamento, oficina o edificio (art. 47 Ac. 1866 STLP; art. 133 CPCCLP).
Claro que si se trata, de los supuestos del art. 321, 85, 97 y 497 el oficial notificador como regla deberá proceder a través de dos movimientos sucesivos:
i) primero, dejará aviso a la persona que atiende —aunque el aviso está dirigido a la persona destinataria de la notificación- con indicación del día y de la banda horaria en que concurrirá completar la diligencia (28);
ii) segundo, al concurrir el día y hora anunciados notificará al requerido y si no lo encontrare entregará la cédula a otra persona del lugar (persona de la casa, departamento, oficina o encargado del edificio); y si imposibilitado de realizar la diligencia así, deberá fijar copia de la cédula en la puerta de acceso de la casa, departamento, oficina o edificio (29).
b- Se informa que el requerido no vive allí.
Si esa otra persona del lugar informa que la persona requerida no vive allí, por de pronto, el oficial notificador no puede realizar la diligencia entregando la cédula a la persona que lo ha atendido e informado que la persona requerida no vive allí, ni fijándola en la puerta de acceso a la casa, departamento, oficina o edificio, sino que debe devolver la cédula informando debidamente lo acontecido (30).
Una vez incorporada al proceso esa cédula fracasada y así informada, el interesado en notificar podrá pedir que una nueva cédula sea diligenciada en el mismo lugar y "bajo su responsabilidad". Esta modalidad obligará al oficial notificador a diligenciar la cédula conforme lo reglado en el art. 133 CPCCLP pese a ser informado que el requerido no vive allí (31).
La solución apuntada en el párrafo anterior es extensiva incluso para la notificación de demanda, de la citación de un tercero y de la preparación de la vía ejecutiva: si el oficial notificador es atendido e informado por la persona que lo atiende que el requerido no vive allí, entonces ha de devolver la cédula, porque así ese fracaso ha de permitir un nuevo libramiento bajo responsabilidad de la parte interesada, hipótesis ésta en que el oficial notificador, aunque la persona que atienda comunique que el requerido no vive allí, igual hará la diligencia entregándole o, en caso de rehusarse a recibirla, fijándola en el acceso, no sin antes cumplir con el aviso previo del art. 321 CPCCLP.
5.5. En ningún momento de la diligencia nadie atiende.
Ello así pese a los insistentes intentos que han de efectuarse, esto es, de todas formas el oficial notificador no encuentra ni a la persona requerida ni a otra persona del lugar.
Obviamente así el oficial notificador no habrá encontrado al destinatario de la cédula ni ha de poder hacer el trámite con otra persona de la casa, oficina o edificio que le haya podido informar que dicho destinatario vive allí.
En esta hipótesis, antes de proceder a la devolución de la cédula sin diligenciar bajo debida constancia de todo lo actuado infructuosamente (32) el oficial notificador debería averiguar en el vecindario si el requerido vive o es conocido en el lugar denunciado y realizar nuevos intensos intentos de notificación en distintos horarios.
Dicha devolución abre la chance de una ulterior notificación bajo responsabilidad de la parte interesada: cuando luego de la devolución, en un paso posterior ya se libra nueva cédula bajo la responsabilidad de la parte interesada, el oficial notificador si nadie atiende deberá fijar la cédula en la puerta de acceso de la casa, departamento, oficina o edificio.
Claro que si se trata de de la notificación del traslado de demanda, de la citación coactiva de un tercero y de la preparación de la vía ejecutiva, si luego de la devolución de la primera la ulterior cédula es librada bajo responsabilidad de la parte, el oficial notificador si nadie atiende en vez de fijar la cédula deberá en un primer paso fijar aviso en la puerta de acceso de la casa, departamento, oficina o edificio; recién al volver al lugar en el día y hora avisados, si no encuentra al requerido ni a otra persona del lugar, el oficial notificador fijará la cédula.
6. Cuadros sinópticos
6.1. Domicilio procesal.
a- No existe. No localizable. Deshabitado.
b- Habitado y atiende el destinatario
c- Habitado, atiende otra persona, dice que destinatario vive —es conocido- allí.
d- Habitado, atiende otra persona, dice que el destinatario no vive —no es conocido- allí.
e- Habitado y nadie atiende.
En a-, la diligencia de notificación no se realizará y el oficial notificador informará, para que el juez o tribunal a continuación disponga que se notifiquen las resoluciones en los estrados judiciales según lo edictado en el art. 45 párrafo 1° CPCCLP (art. 46 párrafo 2° CPCCLP; art. 50 Ac.1866 STLP; ver supra 1.3. y 1.5.2.);
En b- la notificación debe hacerse según lo previsto en el art. 132 CPCCLP.
En c-, la notificación debe hacerse igual, entendiéndose el oficial notificador con la persona que atienda o, en su defecto, fijando la cédula en la puerta (art. 133 CPCCLP).
En d-, la notificación debe hacerse igual, debiendo el oficial notificador fijar la cédula en la puerta (art. 133 CPCCLP).
En e-, la notificación debe hacerse igual, debiendo el oficial notificador fijar la cédula en la puerta (art. 133 CPCCLP).
6.2. Domicilio real heterodenunciado (para los supuestos de los arts. 321, 85, 97 y 497 CPCCLP).
a- No existe. No localizable. Deshabitado.
b- Habitado y atiende el destinatario
c- Habitado, atiende otra persona, dice que destinatario vive allí.
d- Habitado, atiende otra persona, dice que destinatario no vive allí.
e- Habitado y nadie atiende.
En a-, la notificación no puede hacerse, el oficial notificador da cuenta al juez de algunas de esas circunstancias (inexistencia, no localización, deshabitación); le cabe al demandante o citante atribuir al demandado o tercero otro domicilio real y, si no lo conoce, encaminar su actividad hacia una notificación edictal (arts. 325, 137, 138 y 139 CPCCLP).
En b- se procede conforme lo marca el art. 132 CPCCLP.
En c-, el oficial notificador debe dejar aviso de volver al día siguiente; al día siguiente, si se repite la misma situación, entonces el oficiar notificador debe hacer la notificación con la persona que lo atiende o, en su defecto, debe fijar la cédula (arts. 321 y 133 CPCCLP).
En d-, el oficial notificador debería realizar nuevos intentos y averiguaciones en el vecindario y, en todo caso, debe devolver la cédula informando de lo actuado (arts. 7 parte 2ª, 15 y 47 parte 1ª Ac. 1866 STLP); el interesado en notificar puede requerir que se notifique igual allí "bajo responsabilidad"; el juez debe autorizarlo; la notificación bajo responsabilidad se hace en dos pasos: i) con aviso previo, si el destinatario no está; ii) al día siguiente, con quien atienda y si nadie atiende se fija la cédula en el acceso (art. 48 Ac. 1866 STLP);
En e- el oficial notificador debería realizar nuevos intentos y averiguaciones en el vecindario y, en todo caso, debe devolver la cédula informando de lo actuado (arts. 7 parte 2ª, 15 y 47 parte 1ª Ac. 1866 STLP); el interesado en notificar puede requerir que se notifique igual allí "bajo responsabilidad"(33); el juez debe autorizarlo; la notificación bajo responsabilidad debería realizarse en dos movimientos: i) aviso previo, si el destinatario no está, ii) se hace con quien atienda y si nadie atiende se fija la cédula en el acceso (art. 48 Ac. 1866 STLP).
6.3. Domicilio real autodenunciado.
a- No existe. No localizable. Deshabitado.
b- Habitado y atiende el destinatario.
c- Habitado, atiende otra persona, dice que destinatario vive allí.
d- Habitado, atiende otra persona, dice que destinatario no vive allí. O habitado y nadie atiende.
En a-, rigen los artículos 46 párrafo 2° y 45 párrafo 2° CPCCLP: la notificación no puede hacerse, el oficial notificador da cuenta al juez de algunas de esas circunstancias (inexistencia, no localización, deshabitación) y el juez ha de disponer que las notificaciones que debieran realizarse por cédula en el domicilio denunciado, se hagan en lo sucesivo por cédula en el domicilio procesal o, en su defecto, en los estrados judiciales.
En b- se procede conforme lo marca el art. 132 CPCCLP.
En c-, el oficiar notificador debe hacer la notificación con la persona que lo atiende o, en su defecto, debe fijar la cédula (art. 47 2ª parte Ac. 1866 STLP; art. 133 CPCCLP).
En d-, el oficial notificador debería realizar nuevos intentos y averiguaciones en el vecindario; en todo caso, debe devolver la cédula informando de lo actuado; el interesado en notificar puede requerir que se notifique igual allí "bajo responsabilidad", avalado por lo reglado en el art. 46 último párrafo CPCCLP; el juez debe autorizarlo; la notificación bajo responsabilidad se hace con quien atienda y si nadie atiende se fija la cédula (art. 48 Ac. 1866 STLP; art. 133 CPCCLP).

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
 (1) También así en el art. 657 CPCCLP.

 (2) Art. 133 CPCCLP: Entrega de la copia a personas distintas. Cuando el notificador no encontrare a la persona a quien va a notificar, entregará la copia de la cédula a otra persona de la casa, departamento u oficina, o al encargado del edificio y procederá en la forma dispuesta en el artículo anterior. Si no pudiere entregarla, la fijará en la puerta de acceso correspondiente a esos lugares. Derecho comparado: Buenos Aires: Ac. 3397/08 SCBA, arts. 193 y 194.

 (3) También en el trámite de la mediación judicial obligatoria (art. 58 ley 2699). No obstante, la reglamentación de la ley (Ac. 3277/14 del Superior Tribunal) determina que es deber del mediador y de los abogados de las partes constituir domicilio electrónico, donde "se recibirán todas las notificaciones atinentes al procedimiento." (art. 19).

 (4) Sobre actitudes posibles del demandado al ser notificado del traslado de la demanda, ver el blog de la asignatura Derecho Procesal II de la Facultad de Ciencias Económicas y Jurídicas: http://sosa-procesal.blogspot.com.ar/2014/01/unidad-xiii1.html

 (5) "Artículo 58. DOMICILIO. En la primera audiencia, las partes deben constituir domicilio en el radio del tribunal que atenderá el eventual litigio, donde se notificarán todos los actos vinculados al proceso de mediación y sus consecuencias, tales como la posterior ejecución judicial del acuerdo, de los honorarios del mediador y de las multas que correspondieran.La notificación de la eventual demanda, se rige por las normas del Código Procesal Civil y Comercial."

 (6) El texto del art. 41 del CPCC Bs.As. tiene por constituido el domicilio en los estrados del juzgado y allí manda notificar... ¡pero ministerio legis! La jurisprudencia dominante ha disuelto la contradicción, a favor de la notificación ministerio legis. El art. 41 del CPCC Nación finalmente se ha inclinado expresamente por esta misma solución (notificación ministerio legis).

 (7) Se trataría de un error de hecho inexcusable en tanto basado en la negligencia del constituyente del domicilio procesal (art. 929 cód. civ.; arg. arts. 265 y sgtes., 427 y 1918 cód. civ. y com.).

 (8) PEYRANO, Jorge W. "Carga de la prueba. Actualidad. Dos nuevos conceptos: el de imposición procesal y el de sujeción procesal", en JA 1992-IV-744; PEYRANO, Jorge W. "Otra propuesta para un nuevo vocabulario procesal: el concepto de potestad procesal", en LL 1994-E-1111.

 (9) Se puede leer en los fundamentos del Ac. 1441/96 STLP: "(...) Que, también se advierte la reiterada falta de cumplimiento al deber de consignar en cada escrito el nombre y rol procesal de la persona representada y la indicación del domicilio constituido, pretendiendo sustituirlos por frases carentes de utilidad como: "...por la representación acreditada y manteniendo el domicilio constituido...". Esta práctica viciosa entorpece la adecuada administración de justicia, al obligar a Magistrados y Funcionarios a tediosas revisaciones de las causas con el solo objeto de determinar a las personas representadas y la localización de los domicilios, provocando pérdidas de tiempo útil y desmedro de la celeridad, además de contribuir a la formación de incidentes de nulidad; inconvenientes que se acentúan en las instancias de apelación, ordinaria y extraordinaria, en atención al volumen y estado de avance de las causas que llegan a su conocimiento. (...)."

 (10) Ver art. 46 párrafos 1° y 3° CPCCLP.

 (11) Toda mayor precisión sobre el concepto de domicilio real es propia de obras de Derecho Civil.

 (12) Derecho comparado: arts. 177.h, 185 y 189 Ac. 3397/08 SCBA. Para más detalles, ver SOSA, Toribio E. 98- "El nuevo régimen de notificación por cédula" LLBA 2009 (junio), 469.

 (13) No obstante, son aplicables aquí servatis servandis las alternativas recién indicadas en c', c'' y c'''.

 (14) Ver art. 46 párrafos 1° y 3° CPCCLP.

 (15) No obstante, rigen las alternativas recién indicadas en 2.2.2. apartados c', c'' y c'''.

 (16) También debe usarse el domicilio real heterodenunciado para notificar: el traslado del pedido de beneficio de litigar sin gastos previo al proceso principal (art. 73 CPCCLP); una medida cautelar trabada antes del inicio del proceso principal (art. 190 CPCCLP); alguna diligencia preliminar (art. 307), etc. También allí ha de notificarse la sentencia monitoria (art. 466 CPCCLP). Para el lugar de notificación de la demanda de desalojo hay que estar a lo reglado en el art. 657 CPCCLP.

 (17) Además, en el procedimiento de mediación judicial, para notificar al requerido la primera audiencia debe usarse el domicilio real heterodenunciado por el requirente. Si fracasare la mediación previa, sea por la imposibilidad de notificar al requerido en el domicilio real heterodenunciado, o sea por haberse notificado allí bajo responsabilidad del requirente pero sin posterior asistencia del requerido a la audiencia, y si luego la demanda se notificara satisfactoriamente en otro domicilio real heterodenunciado diferente, debería reabrirse el procedimiento de mediación según lo establecen los arts. 49 y 64 de la ley 2699, normas que se proponen así poner coto a la posibilidad de denunciar distintos domicilios en el procedimiento de mediación y en el proceso judicial.

 (18) Sobre cuándo corresponde notificar en el domicilio real y cuándo en el domicilio procesal, ver SOSA, Toribio E. "Notificaciones procesales", Ed. La Ley, Bs.As., 2ª edición actualizada y ampliada, 2011, capítulos V y VIII.

 (19) Arts. 7 2ª parte, 27 y 46 Ac. 1866 ST. Derecho comparado: Ac. 3397/08, arts. 175 1er. párrafo, 178 y 143 párrafo 2° inciso b SCBA.

 (20) Para elucidar en qué consiste "fijar" en la puerta, ver nuestro libro "Notificaciones procesales", Ed. La Ley, Bs.As., 2008, capítulo IV, parágrafo 12.6, pág. 89.

 (21) Derecho comparado: art. 141 CPCC Bs.As.; art. 193 Ac. 3397/08 SCBA.

 (22) Derecho comparado: art. 194 Ac. 3397/08 SCBA.

 (23) Derecho comparado: art 176 Ac. 3397/08 SCBA.

 (24) Derecho comparado: art. 143.i Ac. 3397/08 SCBA.

 (25) Si no es atendido por nadie, podría tratarse de una ausencia momentánea. Si fuera atendido por alguien y hubiera informado que el destinario no vive allí, podría estar faltando a la verdad. Todo ello justifica los nuevos intentos y las averiguaciones en el vecindario.

 (26) Arts. 161 párrafo 3° y 140 párrafo 2° CPCCLP.

 (27) En rigor, otra persona de la casa, departamento, oficina, local comercial o industrial, unidad funcional de edificio de propiedad horizontal, barrio cerrado o complejo habitacional, encargado de edificio, administrador o personal administrativo de barrios cerrados o complejos habitacionales, etc..

 (28) Arg. art. 321 CPCCLP. No se prevé expresamente cómo debe proceder el oficial notificador si la otra persona del lugar no obstante informar que la persona requerida vive allí rehusa recibir el aviso previo. Por analogía con lo establecido cuando la otra persona del lugar informa que la persona requerida vive allí pero se niega a recibir la cédula, el oficial notificador debería fijar el aviso previo en la puerta de acceso (art. 16 cód. civ.; art. 2 cód. civ. y com.).

 (29) Puerta de acceso a edificio es asimilable a puerta de acceso a barrio cerrado o a la tranquera de acceso a propiedad rural, etc.

 (30) Arts. 7 2a parte, 15 y 47 parte 1a Ac. 1866.

 (31) Arts. 47 parte 1a y 48 Ac. 1866.

 (32) Arts. 7 2a parte, 15 y 47 parte 1a Ac. 1866.

 (33) En el procedimiento de mediación judicial, la notificación de la primera audiencia al requerido, a cargo del mediador, por pedido del requirente podría llevarse a cabo bajo responsabilidad de éste, siempre y cuando hubiera fracasado un primer intento notificatorio en el domicilio real heterodenunciado, sin que la ley especifique cuáles pudieran haber sido las posibles causas del fracaso, lo que mutatis mutandis permitiría incluir las hipótesis de 8.2 apartados d, e y hasta a (art 49 ley 2699).